· 

Tecnología 6G: Qué es, cuando llegara en España, pros y contras de esta nueva generación de redes móviles...

 

¿Qué es realmente el 6G?

¿Qué ventajas aportará sobre ese 5G que está empezando a desplegarse ahora?

¿Cuándo se conectarán nuestros móviles a la sexta generación de redes?

 

El 6G, como su nombre indica, es la sexta generación de la conectividad móvil. Del mismo modo que el 4G sucedió al 3G y el 5G al 4G, el 6G llegará para reemplazar el 5G con una mayor velocidad y una latencia aún menor. Antes de que ello, eso sí, pasaremos por un estado intermedio conocido como 5G+ o 5G avanzado, que irrumpirá en el mercado en 2024 como prometido.

 

Su principal diferencia con respecto al 5G será la velocidad. Empleará equipamiento de radio más avanzado y un mayor volumen y diversidad de ondas aéreas que el 5G. Además, utilizará ondas del Espectro de frecuencia extremadamente alto (EHF) que ofrece velocidades elevadísimas y una gran capacidad en distancias cortas.

 

 El 6G traerá consigo ventajas en diferentes sectores de la industria y la economía, como la medicina y la automoción. A falta de conocer cuáles serán sus aplicaciones definitivas, se habla ya de varios campos que serán potenciados con esta nueva generación de redes: la realidad extendida, incluyendo las comunicaciones holográficas; la inteligencia artificial, automatizada e interconectada; y la eficiencia energética, que se situará en niveles de consumo ultra bajos.

 

Corea del Sur ha sido uno de los primeros países en hablar de las ventajas que traerá consigo el 6G. La intención del país asiático es que las primeras instalaciones ya sean capaces de alcanzar velocidades cinco veces superiores al máximo teórico del 5G, reduciendo la latencia a la décima parte, es decir, a 0,1 milisegundos. Eso generará transmisiones prácticamente en tiempo real, muy necesarias en sectores como por ejemplo la medicina o el automotriz.

 

Mientras que se hablaba de las velocidades del 4G en términos de Megabits, el 5G está logrando superar la barrera del Gigabit. Y todo apunta a que el 6G puede lograr velocidades que se midan en Terabits. Al menos en teoría, ya que las que alcanzarán la mayoría de usuarios podrá superar los 100 Gbps, eso sí, pero a pesar de esto esta velocidad supondrá una importante mejora de velocidad para ellos.

 

La tecnología por satélite 6G y las superficies inteligentes capaces de reflejar las señales electromagnéticas ofrecerán baja latencia y conectividad de varios gigabits incluso a partes del mundo a las que hasta ahora ha sido muy complicado o caro llegar con las redes móviles convencionales. Por otro lado, mientras que el 5G ya permite sacar partido a la Inteligencia Artificial para la optimización, la ubicación de recursos dinámicos y el proceso de datos, la extremadamente baja latencia que tendrá el 6G, de menos de un milisegundo, y su arquitectura distribuida implicarán que el 6G podrá dar vida a una inteligencia integrada y omnipresente. NTT DoCoMo cree incluso que el 6G permitirá la llegada de una Inteligencia Artificial que sea similar a la del cerebro humano.

 

El 6G será también más eficiente que el 5G, y consumirá menos energía. Sus velocidades más rápidas, mayor capacidad y latencia más baja liberarán a las aplicaciones de las limitaciones de la potencia de proceso en local, conectarán más dispositivos a la red y difuminarán las líneas que separan los mundos físico, humano y digital. Todo además de transformar de manera notable los servicios existentes.

 

Además, hará posible la ubicación y los servicios digitales en función del contexto, así como experiencias sensoriales como una realidad extendida realmente inmersita y los hologramas de alta fidelidad. Así, en vez de hacer una videoconferencia, se podrá hablar con la gente en tiempo real a través de la realidad virtual, utilizando sensores wearable, para que los usuarios de este tipo de sistemas tengan la sensación física de estar en la misma habitación que la persona con la que se habla.

 

Otro de los sectores que experimentará un gran avance cuando llegue el 6G es el de Internet de las Cosas, que podrá proporcionar aplicaciones con más datos y capacidades. La Inteligencia Artificial en tiempo real podría transformar la robótica, mientras que la extensión del 6G a todas partes podría ayudar a conectar aplicaciones marítimas, de aviación e incluso espaciales.

 

En la actualidad, hay varios proyectos de financiación pública y privada trabajando en el desarrollo del 6G en todo el mundo. De ellos, uno de los principales es el proyecto 6Genesis, que cuenta con 251 millones de euros de financiación y que se desarrolla en Oulu, una localidad del norte de Finlandia en la que se han desarrollado ya varios proyectos relacionados con el desarrollo de redes móviles.

 

Mientras, en China ya se ha lanzado un satélite 6G al espacio, y Samsung y Nokia están a la cabeza de los esfuerzos investigadores relacionados con el 6G en Corea del Sur y Europa, respectivamente. En Reino Unido, el principal proyecto relacionado con el 6G en la actualidad se están desarrollando en la actualidad en el Centro de Innovación 6G (6GIC) de la Universidad de Surrey.

 

Como se detalla en The Korea Herald, las tres compañías comenzarán en las próximas semanas a estudiar los requerimientos técnicos que precisará la futura infraestructura de red. De la misma forma, también se pondrán en marcha los primeros trabajos de desarrollo de las tecnologías core business que impulsarán las nuevas plataformas. ¿Las más interesantes? Profundizar en sus capacidades de Inteligencia Artificial, limitar aún más la latencia y la integración de la tecnología Blockchain.

 

Esta noticia se produce pocos días después de que Samsung anunciase sus intenciones de invertir en el desarrollo de las futuras redes 6G, además de en el desarrollo de chips propios para dar respuesta a una tecnología que en cualquier caso, no aterrizará en el mercado hasta dentro de diez años.

 

Con la entrada del 6G todo será distinto...

 

Los investigadores tienen una visión ambiciosa de lo que podría ofrecer la red de próxima generación. A una velocidad potencial de 1 terabyte por segundo, el 6G no solo es mucho más rápido, sino que también promete una latencia, que causa retrasos, de 0,1 milisegundos, en comparación con el milisegundo que supone el mínimo para el 5G. Para lograr eso, los científicos están poniendo el foco en las ondas de terahercios de frecuencia súper alta que podrían cumplir con esos requisitos de velocidad y latencia, aunque aún no existe un chip capaz de transmitir tantos datos en un segundo.

 

Por el camino no faltarán otros obstáculos: los investigadores deben resolver la cuestión de cómo las ondas de aire que recorren distancias extremadamente cortas pueden penetrar fácilmente materiales como el vapor de agua o incluso una hoja de papel. Es posible que las redes deban ser ultra densas, con varias estaciones base instaladas no solo en cada calle, sino también en cada edificio o incluso en cada dispositivo que la gente usa para recibir y transmitir señales. Eso va a plantear serias dudas sobre la salud, la privacidad y el diseño urbano.

 

¿Tecnología o geopolítica?

La pugna por el dominio del 6G ya se está intensificando a pesar de que sigue siendo una propuesta teórica y pone de manifiesto cómo la geopolítica está alimentando las rivalidades tecnológicas, particularmente entre EEUU y China.

 

"Este esfuerzo es tan importante que, hasta cierto punto, se ha convertido en una carrera armamentística", avanza Peter Vetter, director de acceso y dispositivos de Bell Labs, división de investigación de Nokia Oyj. "Se requerirá un ejército de investigadores para seguir siendo competitivo".

 

Años de acritud por parte de la administración Trump han afectado duramente a las empresas de tecnología chinas, pero eso no ha impedido que el país emerja como líder en 5G. Tiene la red 5G más grande del mundo y, a pesar de los múltiples intentos de EEUU de evitarlo, Huawei sobresale claramente entre los proveedores de 5G rivales a nivel mundial, sobre todo al ofrecer precios competitivos.

 

El desarrollo del 6G podría brindar a EEUU la oportunidad de recuperar el terreno perdido en la tecnología inalámbrica. "A diferencia de lo ocurrido con el 5G, Norteamérica no dejará pasar tan fácilmente la oportunidad de un liderazgo generacional esta vez", afirma Gandhi. "Es probable que la competencia por el liderazgo del 6G sea más feroz que la que ha habido por el 5G ".

 

¿Y los efectos adversos sobre la salud?

De este asunto aun no se habla...

 

¿Y tu que opinas de esta inminente iperconectividad?

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Jose Miguel (martes, 09 noviembre 2021 02:09)

    Yo creo que con el 6G nos van a freir vivos...radiaciones arriba de radiaciones. Nos quieren matar. Estoy flipando

Fonts Copyright © 1998 - 2022           

Granja La Paz y sus licencias. Todos los derechos reservados.

Granja La Paz cumple con los estándares de fabricación y calidad mas altos del mercado. 

Las imágenes son solo con fines ilustrativos y siguen siendo de propiedad intelectual del propietario.  

La web de referencia de la miel cruda ecológica española.



Generador de Códigos QR Codes