· 

Los beneficios de la miel para un invierno saludable ...

La miel cruda es un alimento muy antiguo y contiene muchas vitaminas que son esenciales para fortalecer el sistema inmunológico.

Se acerca el invierno y nuestro cuerpo cambia la necesitad de energía. Responder de forma eficiente y rápida a nuestro sistema inmunologico es fundamental para evitar que nos enfermamos en la medida de lo posible.

Los resfriados y la gripe pueden aparecer en cualquier época del año y, como probablemente sepa, los virus y bacterias que los niños traen a casa de la escuela o la guardería pueden poner a toda la familia en el suelo. Los virus y las bacterias siempre estarán ahí, así que cuidémonos para que nuestro sistema inmunológico pueda combatir las bacterias antes de que se asienten dentro de nosotros y causen enfermedades.

 

Aquí están las recomendaciones de uso para aprovechar sus propiedades vigorizantes:

 

  • Reír :  Puede sonar como un consejo extraño para estimular el sistema inmunológico, pero se ha demostrado que la risa reduce el estrés y mejora la función inmunológica. Y es divertido de hacer.
  • Descansar lo suficiente : Durante el sueño reparamos y regeneramos. Si el sueño es insuficiente o de mala calidad, nuestras defensas inmunológicas se ven comprometidas y estamos más dispuestos a sucumbir a patógenos que de otro modo hubiéramos podido combatir.
  • Consuma muchos alimentos frescos y ricos en nutrientes : los batidos caseros, las sopas y los jugos recién exprimidos son una excelente manera de ingerir una variedad de frutas frescas, verduras y proteínas de calidad incluso para los más exigentes. Involucre a sus hijos en la preparación, si ayudan a hacerlo, tienden a estar más inclinados a comerlos o beberlos. Deja que la comida sea tu medicina ...
  • Tomar miel cruda ecológica: una auténtica panacea para los dolores de garganta, pero no solo: la miel tiene propiedades antibacterianas y antibióticas tan fuertes que es un aliado válido para el sistema inmunológico y, en general, para el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo humano.

 

Ahora que llega la temporada de frío, nada mejor que una buena cucharada de miel cruda orgánica para reforzar las defensas del organismo ante las habituales dolencias estacionales. Todo el mundo lo sabe, pero dicho de esta manera, la pregunta se reduce a poco: hay mucho más que saber sobre esta extraordinaria medicina natural.

 

En este artículo hablamos de su composición, sus beneficios y descubramos los diferentes tipos de miel.

 

¿Qué hay en la miel?

Alimento dulce por excelencia, la miel está compuesta por fructosa y glucosa. Se trata de azúcares naturales que aseguran niveles estables de azúcar en sangre y evitan los peligrosos picos responsables de algunas de las enfermedades cardiovasculares más comunes. Por esta razón, la miel es el mejor edulcorante natural para bebidas y postres.

 

¿Qué vitaminas contiene la miel?

La lista de componentes de esta sustancia producida por las abejas que transforman las secreciones de las flores (pero también de las secreciones de algunos insectos, en el caso de ciertos tipos de miel) es larga y extraordinaria.

 

La miel contiene:

  • Vitamina C: aliada del sistema inmunológico, pero también de la belleza de la piel y el cabello
  • Vitaminas B: útiles para el buen funcionamiento del sistema nervioso, para el metabolismo, para la circulación y para controlar el colesterol.
  • Sales minerales: hierro, calcio, potasio, fósforo, magnesio, yodo, cobre y manganeso.

 

¿Cuáles son los beneficios de la miel?

La miel cuenta con una serie de propiedades que la convierten en un excelente aliado para el buen funcionamiento de todo el organismo.

 

En particular tiene funciones:

 

Antibacteriana y antiséptica: la miel es útil en la estación fría contra la tos y los resfriados, desinfecta y es un excelente agente cicatrizante, tanto que puede usarse como ungüento en grietas y heridas (pero también quemaduras).

Antibióticos: se considera a todos los efectos una medicina natural con fuertes propiedades antibióticas.

Energético y tónico: la miel es adecuada para la alimentación de niños y ancianos, especialmente en el caso de deficiencias nutricionales o para bloquear una caída de azúcar.

Depurativa: calma las irritaciones del estómago y facilita la digestión, purifica el hígado y tiene un ligero efecto laxante.

Calmante: antitos, también tiene propiedades relajantes (en particular, la miel de lima favorece un buen descanso nocturno) y ayuda a aliviar las neuralgias y el dolor en general.

La Miel Cruda "Granja La Paz" es un superalimento poderoso.

  • Índice glucémico (I.G.) más bajo que el azúcar: la miel tiene un mayor poder endulzante que el azúcar pero con un I.G. más bajo. Esto es especialmente cierto en las mieles en las que la fructosa prevalece sobre la glucosa y, por tanto, cristalizan menos (por ejemplo, la miel de acacia). Además, se ha demostrado que es capaz de reducir las grasas en sangre (colesterol y triglicéridos);
  • Antibacteriano, antifúngico, cicatrizante y antiinflamatorio: la miel cruda ecológica es un excelente desinfectante. De hecho, ha mostrado un efecto inhibidor en aproximadamente sesenta especies de bacterias, incluidas Helicobacter pylori (asociada con gastritis), Escherichia coli (asociada con algunas infecciones urinarias), Staphylococcus aureus y Candida albicans. Durante siglos, la miel se ha utilizado para la cicatrización de heridas, para la regeneración de la piel dañada y en tratamientos de úlcera gástrica gracias a una enzima (glucosa oxidasa), liberada por las abejas para desinfectar el néctar, que produce peróxido de oxígeno (peróxido de hidrógeno). Su alto contenido de azúcar es capaz de matar bacterias y la acidez intrínseca de este alimento crea un ambiente desfavorable para el crecimiento bacteriano;
  • Antioxidante: la miel cruda, especialmente las de color oscuro y de procedencia ecológica, ha mostrado una fuerte actividad antioxidante gracias a su riqueza en flavonoides, polifenoles, vitamina C y tocoferoles (derivados de la vitamina E). De hecho, numerosos estudios clínicos han demostrado que la ingesta diaria de 2-4 cucharadas de miel por día aumenta los niveles de agentes antioxidantes en la sangre. Esto permite no solo proteger a las células del daño de los radicales libres, sino también estimular el sistema inmunológico. Finalmente, sus propiedades antioxidantes son muy apreciadas en la cosmética cutánea gracias a su efecto anti-envejecimiento;
  • Eficaz contra la tos en los niños: según numerosos estudios, la ingesta de miel está relacionada con un efecto calmante sobre la tos y el dolor de garganta. Esto se debe a las moléculas antibacterianas que contiene y a la presencia de vitamina C (antiviral) que desinfecta las vías respiratorias superiores. Además, los antioxidantes estimulan el sistema inmunológico y el componente azucarado aumenta la salivación nocturna, lo que provoca la secreción de mocos capaces de lubricar y realizar una acción emoliente sobre el tracto respiratorio. Debido a estas peculiares prerrogativas, la OMS cita la miel como un posible tratamiento anti-resfriado;
  • Actúa como probiótico en el intestino: según los estudios realizados, la miel también contiene bacterias del ácido láctico (bacterias "buenas") que colonizan el intestino, ejerciendo una acción antimicrobiana y potenciando el sistema inmunológico.

¿Qué pasa si las medidas preventivas no funcionan?

 

A veces nos enfermamos, claro que le pasa a todo el mundo. Los remedios caseros también pueden ser útiles para combatir los síntomas de algunas enfermedades.

 

  • Utiliza miel cruda para la garganta:

Es un preparado calmante tradicional, apto para adultos y niños mayores de 1 año. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda bebidas con miel y limón y, en un ensayo que comparó la miel con los medicamentos para la tos, los padres calificaron mejor la ingesta de miel.

Mezcle simplemente miel cruda ecológica , limón, canela y jengibre recién rallado o en rodajas con agua tibia (nunca caliente, para evitar que las enzimas de la miel cruda se inactiven) para tomar un remedio calmante.

  • Gárgaras con sal marina y agua: hacer gárgaras con agua y sal es ideal para los dolores de garganta. Pruebe ¼-½ cucharadita de sal marina o sal de roca disuelta en una taza de agua tibia y haga gárgaras regularmente durante el día.
  • Mantente hidratado: necesitas mantenerte hidratado consumiendo agua, té, batidos y sopas (¡no hagas gárgaras con agua salada!). Un cuerpo deshidratado tardará más en combatir las infecciones que uno hidratado. Recuerda: ¡tienes que deshacerte de las toxinas de alguna manera!
  • Descansa : si es posible, tómese un descanso del trabajo o la escuela y descanse tanto como sea posible. Sin exagerar, permitimos que el cuerpo utilice la mayor cantidad de energía posible para combatir la enfermedad.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Luli (domingo, 07 noviembre 2021 23:03)

    Hola Saia, gracias para compartir esta información. Muy útil como siempre. Por cierto, me encanta tu miel cruda 2000 flores. Un besazo

Fonts Copyright © 1998 - 2022           

Granja La Paz y sus licencias. Todos los derechos reservados.

Granja La Paz cumple con los estándares de fabricación y calidad mas altos del mercado. 

Las imágenes son solo con fines ilustrativos y siguen siendo de propiedad intelectual del propietario.  

La web de referencia de la miel cruda ecológica española.



Generador de Códigos QR Codes