· 

¿Sufres de Disfunción eréctil? Las abejas te pueden ayudar...

 

La colmena es una caja de sorpresas, también te puede ayudar si padeces de disfunción eréctil. Aunque la apicultura es una actividad milenaria que lleva acompañando al ser humano desde sus orígenes, algunos regalos que nos brindan las abejas permanecen más ocultos.

Muchos no habréis oído hablar aún de esta sustancia. Pero poco a poco va ir reclamando su papel ya que aspira a gozar del prestigio y la fama que tiene su “hermana”, la jalea real. Especialmente por sus propiedades relacionadas con el vigor sexual, y en particular con la disfunción eréctil.

 

¿De qué estamos hablando exactamente?

Aunque es un concepto nuevo, su presencia en la colmena es tan antigua como la propia existencia de las abejas. Lo que ocurre es que ahora se le ha bautizado con un nombre. El apilarnil, o viagra natural por su ayuda a personas que padecen de disfunción eréctil.

 

¿Qué es el apilarnil?

 Es un extracto obtenido a partir de las larvas de los zánganos. Ahí radica su diferencia con la jalea real, que es la sustancia que segregan las abejas obreras para dar de comer a la reina y a las larvas.

Su textura es similar, pero su composición no tanto. Los zánganos son los machos de la colmena, aunque su papel es muy secundario. Su trabajo es garantizar la supervivencia de la especie. En el resto de labores no cumplen ninguna función y su esperanza de vida es de unos tres meses solamente.

A pesar de esa función limitada, las larvas de los futuros zánganos se han convertido en una fuente de vitaminas, proteínas y minerales. Así lo ha supo ver el que está considerado como su descubridor, el apicultor e investigador rumano, Nicolae V. Ilieşiu. En 1981 publicó el libro “Apilarnil”, una obra en la que recoge las investigaciones realizas sobre esta sustancia.

Es por este motivo que en Rumanía el apilarnil goce de un importante predicamento y su consumo se haya comenzado a extender para aquellos que padecen disfunción eréctil.

 

¿De qué está hecho el apilarnil?

Fue el propio Nicolae V. Ilieşiu el creador de la palabra apilarnil basándose en “api” (la voz latina que significa abeja), “lar” (relativo a larva), “n” (la inicial del nombre de su inventor) “il” (las dos primeras letras de su apellido). Pero al margen de un nombre, hay una pregunta fundamental. ¿De qué está hecho el apilarnil? Su base se encuentra en las larvas de los zánganos. Para ello hay que recolectarlas entre 6 y 8 días después de haber sido depositadas en la colmena.

En este momento ya tienen los nutrientes necesarios para hacer del apilarnil un producto muy útil para el ser humano. Una vez recogidas las larvas, se trituran, homogenizan y filtran para que sean aptas para el consumo.

El apilarnil se comercializa en forma de polvo o mezclado con miel. A diferencia del endulzante de las abejas, debe mantenerse refrigerado para garantizar que la sustancia permanezca activa.

 

¿Para qué tomar apilarnil y para qué sirve?

La versión masculina de la jalea real tiene unos beneficios para la salud muy similares a los de su “hermana”. La clave está en su composición.  Posee una alta cantidad de vitaminas como A, B1 y B6. Minerales fundamentales como el calcio, el magnesio, el fósforo, el potasio y el hierro. Es rica en proteínas y también en aminoácidos. Posee además una gran cantidad de hemolinfa, el homólogo a la sangre de los vertebrados que cuenta con una gran cantidad de nutrientes.

Teniendo en cuenta esta composición, ¿para qué sirve el apilarnil? Combinado con otros productos de la colmena como la miel, la jalea real o el polen tiene efectos beneficiosos en personas que se fatigan habitualmente, mejora la concentración y la memoria, funciona como un potente antiviral, ayuda aumentar la masa muscular y ofrece una mayor resistencia a determinadas enfermedades.

Sin embargo, su uso más extendido es para aquellas personas que padecen de disfunción eréctil.

 

La disfunción eréctil y el apilarnil :

Una de las razones de que el apilarnil haya saltado con más fuerza a la palestra es que, en ciertos círculos, se ha empezado a denominar la “viagra natural”. Se trata de una expresión muy reduccionista, pero ayuda a comprender los beneficios que tiene este producto en todo lo relativo al vigor sexual. Aunque aún no existen estudios científicos rigurosos sobre estos efectos, lo cierto es que el apilarnil tiene los componentes necesarios para formar parte de la lista de remedios naturales para la disfunción eréctil, luchar contra la apatía sexual y recuperar la libido.

 

El apilarnil y los niños :

Las larvas de zánganos convertidas en apilarnil son útiles para niños que sufren problemas de anemia, fatiga  pérdida de apetito. Incluso tiene un sorprendente beneficio en los niños y adultos que padecen de epilepsia. Esta conclusión es fruto de uno de los pocos estudios científicos que se han realizado con el apilarnil. Tiene la firma del doctor Virgil Enătescu. Para ello contó con la colaboración de 14 jóvenes que sufrían epilepsia que comenzaron a consumir de manera continuada apilarnil. La conclusión a la que se llegó es que, después de esta ingesta prolongada en el tiempo, las convulsiones desaparecieron. Cinco meses después de interrumpir el tratamiento, estos brotes volvieron a producirse aunque en una menor intensidad. Tras reanudarse de nuevo la ingesta de apilarnil, volvieron a desaparecer.

 

¿Cómo tomar el apilarnil?

Actualmente el apilarnil pueden encontrarse solo o mezclado con otros productos de las abejas para potenciar sus efectos como la jalea real, la miel, el polen y el propóleo. La manera de consumirlo es diluyéndolo en leche, agua o un zumo de frutas.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Fonts Copyright © 1998 - 2021           

Granja La Paz y sus licencias. Todos los derechos reservados.

Granja La Paz cumple con los estándares de fabricación y calidad mas altos del mercado. 

Las imágenes son solo con fines ilustrativos y siguen siendo de propiedad intelectual del propietario.  

La web de referencia de la miel cruda ecológica española.



Generador de Códigos QR Codes