· 

¿Qué son las endorfinas?

 

¿Qué son las endorfinas?

Las endorfinas son sustancias químicas producidas por el cerebro y dotadas de una potente actividad analgésica y excitante. Su acción es similar a la morfina y otras sustancias opiáceas.

 

Endorfinas El interés científico por las endorfinas comenzó en la década de 1970 cuando los estudios sobre el efecto de algunos opioides exógenos (por ejemplo, la morfina) llevaron al descubrimiento de receptores específicos dentro del sistema nervioso central. Por tanto, se planteó la hipótesis de que el propio cerebro era capaz de sintetizar "morfinas endógenas" que, de hecho, se llamaban endorfinas.

 

Actualmente se conocen cuatro clases distintas de endorfinas, denominadas respectivamente "alfa", "beta", "gamma" y "delta".

 

También sintetizados en la glándula pituitaria, glándulas suprarrenales y en algunas partes del sistema digestivo, estos péptidos tienen sus receptores en diversas áreas del sistema nervioso central donde se concentran sobre todo en áreas responsables de la percepción del dolor.

 

Además de aumentar la tolerancia al dolor, las endorfinas están involucradas:

 

  • en la regulación del ciclo menstrual
  • en la secreción de otras hormonas como GH, ACTH, prolactina, catecolaminas y cortisol
  • en el sentido de bienestar y satisfacción que surge al final de una relación sexual
  • en el control del apetito y la actividad gastrointestinal
  • en termorregulación
  • en la regulación del sueño

La liberación de endorfinas a la circulación se produce en circunstancias particulares, entre las cuales la actividad física desempeña un papel particular.

 

También se produce un aumento de la concentración plasmática de estas sustancias durante las terapias analgésicas como la acupuntura, la electroestimulación y el masaje deportivo.

 

La participación de las endorfinas en el control de las actividades nerviosas se ha estudiado durante mucho tiempo y el papel de estas sustancias en algunos aspectos aún no se ha aclarado por completo.

 

El aspecto más fascinante e interesante de las endorfinas radica en su capacidad para regular el estado de ánimo. En situaciones particularmente estresantes, nuestro cuerpo intenta defenderse liberando endorfinas que, por un lado, ayudan a tolerar mejor el dolor y por otro tienen un efecto positivo en el estado de ánimo.

 

Por tanto, las endorfinas tienen la capacidad de proporcionarnos placer, gratificación y felicidad, ayudándonos a tolerar mejor el estrés. La interacción de estas sustancias con otras hormonas y neurotransmisores según los descubrimientos más recientes estaría en la base de numerosos aspectos de la esfera psicológica y sexual del hombre. Estudiando las concentraciones plasmáticas de estas sustancias en situaciones particulares (traición, maternidad, amor, sexo, enamoramiento, etc.) se ha descubierto de hecho que existe una fuerte correlación entre las situaciones antes mencionadas y la cantidad de endorfinas y otras sustancias presentes en la sangre.

 

La adicción a algunas drogas, como la heroína, se explica precisamente en la inhibición de la producción endógena de endorfinas. De hecho, dentro de nuestro organismo, la heroína reemplaza el papel natural de estas sustancias inhibiendo su producción. Cuando se suspende esta drogamortal, los niveles plasmáticos de endorfinas son extremadamente bajos y esto se correlaciona con la sensación de cansancio, insatisfacción y malestar general que lleva al adicto a buscar una nueva dosis.

 

Endorfinas y actividad física :

La síntesis de opioides endógenos, como las beta-endorfinas, aumenta en respuesta al ejercicio. Aunque este aumento es subjetivo, en promedio, las concentraciones plasmáticas de estas hormonas aumentan en un 500% tanto en hombres como en mujeres.

 

Esto explica a la perfección esa innegable sensación de euforia y bienestar que surge después de practicar un poco de actividad física. La reducción de la ansiedad, el estrés, la ira y el control del apetito son otras propiedades beneficiosas de las endorfinas que también tienen un potente efecto analgésico implicado en la reducción de la percepción del dolor.

 

Este último punto probablemente tiene el significado fisiológico de incrementar la tolerancia a la fatiga prolongada. No es casualidad que en sujetos altamente entrenados se produzca una degradación más lenta de los opioides endógenos producidos durante la actividad física.

 

Las endorfinas tendrían un efecto positivo adicional sobre el rendimiento deportivo al mejorar la coordinación de movimientos y el reclutamiento de fibras musculares.

 

¿Deportistas adictos a las endorfinas?

 

Al igual que el chocolate y el fumar, las endorfinas también pueden ser adictivas. Esto explicaría por qué hay tantos deportistas incondicionales que, en lugar de saltarse un entrenamiento, prefieren someterse a quién sabe qué tortura.

Quizás una conclusión algo arriesgada pero que ciertamente tiene una base científica en la mayor sensibilidad a las endorfinas que se encuentra en sujetos entrenados.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Fonts Copyright © 1998 - 2021           

Granja La Paz y sus licencias. Todos los derechos reservados.

Granja La Paz cumple con los estándares de fabricación y calidad mas altos del mercado. 

Las imágenes son solo con fines ilustrativos y siguen siendo de propiedad intelectual del propietario.  

La web de referencia de la miel cruda ecológica española.



Generador de Códigos QR Codes