· 

The Last Honey Hunter: el documental sobre el último hombre que recolecta miel alucinógena en Nepal...

 

The Last Honey Hunter (El último cazador de miel) es un documental que da testimonio de la existencia de una tradición peligrosa pero aún respetada en Nepal, la de recolectar una miel particular con poder alucinógeno en condiciones muy arriesgadas.

 

El productor Ben Ayers trabajó con los directores Renan Ozturk y Ben Knight y la colaboración de National Geographic para que esto sucediera. El documental cuenta la historia de Mauli Dhan Rai, un hombre de 58 años que ha estado cosechando esta miel en particular desde que tenía 16.

 

Para comprender mejor, sin embargo, debemos dar un paso atrás ...

 

 

El pueblo animista de Kulung vive en las montañas del valle del río Hongu en Nepal, entre ellos se encuentra Mauli Dhan Rai, quien se cree que fue elegido por los dioses para realizar el rito de recolección de miel. Existe un sistema muy específico para entender quién tiene que asumir este rol, la aparición de un sueño muy particular en el que uno es atrapado por una araña en el acantilado y salvado gracias a la intervención de un gran mono blanco. Mauli es precisamente el último "elegido" que tuvo este sueño y, por tanto, capaz, para la gente de Kulung, de realizar la arriesgada tarea de recolectar miel.

¿Por qué es arriesgado?

Pues bien, este hombre ágil, fuerte y musculoso no se ocupa de cosechar cualquier miel en condiciones normales. Para llegar al dulce néctar de las abejas es necesario subir escaleras de cuerda hasta llegar a las paredes de roca que tienen hasta 100 metros de altura (no hace falta decir que no hay ninguna medida de seguridad).

Pero la empresa no termina ahí: el hombre debe entonces ahuyentar a las abejas (son de una de las especies más grandes del mundo) con humo y tratar de tomar la famosa miel sin ser atacado por el enjambre (no usa el traje de apicultor pero una simple camisa).

Un escenario verdaderamente inimaginable que ahora está a la vista de todos gracias a este documental en el que se puede ver a Mauli junto a un equipo de asistentes (entre ellos Renan Ozturk, cineasta y fotógrafo) que logran la difícil tarea trepando y extrayendo la miel que tiene efectos alucinógenos y por eso se ha convertido en un bien lucrativo apreciado sobre todo en los países asiáticos.

 

Como afirma en un artículo de National Geographic, Mark Synnott, quien participó en la expedición, en determinadas épocas del año (sobre todo en primavera) esa miel adquiere características muy especiales. Gracias a unas toxinas contenidas en las flores que comen las abejas, se produce una miel roja que ofrece sensaciones similares a las de la marihuana. Los nepaleses lo utilizan como remedio natural en dosis muy pequeñas.

 

 

Una tarea ardua y emocionante para todos los que participaron (¡pero al menos la tripulación estaba asegurada con arneses!). Cuando Mauli ya no esté allí,

¿Quién ocupará su lugar?

¿Será realmente el último "cazador de miel" en Nepal?

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0