· 

Remedios naturales para los resfriados...

 

¿La temporada otoñal deja su huella con las primeras toses y algunas narices rojas? Es bueno cuidarnos de forma natural para prevenir y retrasar los síntomas de la gripe y el resfriado. Algunos remedios herbales pueden ayudarnos a fortalecer nuestro sistema inmunológico sin excluir el consejo médico, que es especialmente necesario para las personas más vulnerables como los ancianos y los niños.

 

Aprendemos a defendernos con el suave cuidado que nos brinda la naturaleza:

 

ROSA MOSQUETA :

 

Un buen herbolario estará encantado de darnos unos buenos consejos sobre las propiedades terapéuticas de Rosa Canina, una planta silvestre de los bosques europeos y América Tropical, fuente natural de Vitamina C. Utilice las hojas y frutos secos para la preparación de infusiones calientes y endulzadas y tés de hierbas. con miel de tu elección.

 

MELISSA OFFICINALIS :

 

Una buena infusión de hojas de toronjil puede aliviar los dolores de cabeza y los resfriados. La bebida estimula los riñones y la sudoración con un efecto desintoxicante. Es una planta con excelentes actividades sedantes.

 

LIMONES Y NARANJAS :

 

Frutos de oro para combatir resfriados y prevenir síntomas: para comer o beber. Un jugo de limón calmante y purificante o rodajas de naranja roja y amarilla son una fuente natural de vitamina C y antioxidantes con efectos beneficiosos y protectores contra los resfriados.

 

VINAGRE DE MANZANA :

 

Se puede tomar junto con bebidas calientes o en un vaso de agua para aliviar la inflamación de garganta. Se puede utilizar para hacer gárgaras o fumigar. El vinagre de sidra de manzana conserva las virtudes de la manzana para adquirir otras propiedades curativas siguiendo el proceso de transformación del jugo en sidra.

 

JENGIBRE :

 

Planta herbácea de flores amarillas o marrones. La parte utilizada en la fitoterapia es la raíz con la que se puede preparar un té de hierbas antigripal, para reducir las náuseas y el malestar estomacal. Se considera una de las mejores hierbas digestivas.

 

CEBOLLA :

 

Hervir una cebolla entera, preferiblemente roja: beber el jugo o usarlo para hacer gárgaras. En la farmacopea, la cebolla roja se utiliza por su alto contenido en quercetina, un poderoso antioxidante biflavonoide protector antitumoral. Expectorante (ayuda a expulsar el moco bronquial) y descongestionante de la faringe.

 

AJO :

 

El ajo es una planta beneficiosa con múltiples propiedades terapéuticas. Los estudios científicos lo demuestran: el ajo es un excelente antibiótico natural en caso de tos y gripe para ser utilizado con cuidado en personas sangrantes, con irritación de estómago e intestino, gastritis o úlcera.

 

AJÍ PICANTE :

 

La capsaicina, contenida en la guindilla, es la sustancia que convierte a este alimento en un fuerte aliado frente a resfriados, bronquitis y sinusitis ya que, entre sus diversas funciones, estimula la producción de moco protector de la mucosa.

 

RÁBANO PICANTE :

 

El rábano picante se usa en medicina y homeopatía para tratar enfermedades del sistema respiratorio. Puede utilizarse como infusión contra flemas y bronquitis.

 

EQUINACEA :

 

 

Planta de la familia de las Asteraceae, remedio natural antiinfeccioso de gran eficacia para defender el sistema inmunológico y prevenir cualquier tipo de infección. Como estimulante de las defensas inmunológicas y contra los síntomas del resfriado, el jarabe o infusión de equinácea es una alternativa válida.

 

SAVIA :

 

Una planta medicinal antibiótica, el té de salvia está indicado para los dolores de garganta: añadir dos cucharaditas de hojas secas de salvia en agua hirviendo y dejar reposar diez minutos. Beber varias veces al día.

 

Orégano  

 

La infusión de orégano calma la tos gracias a las propiedades curativas de los fenoles.

 

Tomillo :

 

Las propiedades terapéuticas están contenidas principalmente en las hojas: el tomillo es expectorante, desinfectante, antioxidante, espasmolítico, antibacteriano y antiviral.

 

 Romero :

 

Tomado en forma de infusión de hierbas, es un remedio energético y desintoxicante para reequilibrar el organismo en caso de estrés y fatiga.

 

 

 

Además de los remedios naturales, es importante recordar que, para evitar resfriados y estados gripales, es útil seguir una serie de prácticas diarias de higiene y alimentación:

 

  • Come muchas frutas, verduras y cereales para limpiar el cuerpo.
  • Lávate las manos con frecuencia
  • Tenga cuidado si usa baños públicos
  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo si tose o estornuda
  • No te muerdas las uñas
  • Beba muchos líquidos
  • Acuéstate temprano y duerme bien
  • Reduzca el exceso de azúcares y bebidas alcohólicas.

 

 

¡Y buena salud a todos!

 

Escribir comentario

Comentarios: 0