· 

Kéfir y Harina de semilla de uva: la combinación que lucha la obesidad según nuevo estudio clínico...

 

Se ha demostrado que una combinación de probióticos y parabióticos (fermentos lácticos inactivados, no vitales) compuesta específicamente de kéfir y harina de semilla y piel de uva, es un ingrediente funcional contra la obesidad.

 

Un equipo de investigación de Corea del Sur y Canadá descubrió que la sinergia entre un parabiótico derivado del kéfir y un prebiótico obtenido de la harina de semilla de uva podría ayudar a reducir el aumento de peso y la cantidad de tejido adiposo.

 

Este es el primer estudio que evalúa la combinación de estos dos tipos de fermentos lácticos contra la obesidad. Específicamente, los parabióticos son células microbianas no viables que, cuando se administran en cantidades adecuadas, se ha demostrado que benefician nuestra salud y son particularmente seguras, incluso para personas inmunodeprimidas.

 

En este estudio, HLAB (es decir, las bacterias del ácido láctico muertas por el calor) se obtuvo del kéfir, la bebida tradicional a base de leche fermentada que contiene probióticos naturales y ofrece una serie de beneficios para la salud.

 

También se utilizó GSF, un subproducto de la vinificación obtenido de las semillas y la piel de la uva y transformado en polvo seco. Otros estudios han demostrado que complementar la dieta con este ingrediente podría suprimir el aumento de peso corporal y el colesterol alto.

 

El potencial anti-obesidad de los dos extractos se evaluó individualmente y luego en sinergia en un modelo animal (ratones obesos alimentados con una dieta alta en grasas y fructosa). Los ratones se dividieron en grupos de diez cada uno y se alimentaron de la siguiente manera: dieta de control (alta en grasas y fructosa), 2.5% de harina de semilla de uva (GSF), 2.5% GSF + HLAB o HLAB durante 8 semanas.

 

Luego se recolectaron muestras de sangre para medir el colesterol, la glucosa y el tejido adiposo.

 

Por tanto, se observó que la suplementación de la dieta con GSF, HLAB y GSF + HLAB redujo la ganancia de peso corporal en un 29%, 21% y 52% respectivamente, y el tejido adiposo en un 37%, 36% y 61%. Por tanto, la sinergia entre los dos ingredientes había tenido un efecto mayor que el mismo tomado individualmente.

 

Entonces los investigadores comentaron:

 

"Se necesitan más estudios para determinar el papel de la microbiana intestinal en la acción sinérgica contra la obesidad de HLAB y GSF"

 

 

Por lo tanto, esperamos nuevas investigaciones, esta vez en humanos, para confirmar lo descubierto en este estudio.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0