· 

Pesadilla tobillos hinchados (especialmente en verano): causas y remedios naturales para desinflarlos ...

 

Los tobillos hinchados son un problema bastante común, especialmente en el verano. Para quejarse de la sensación de hinchazón y pesadez en los tobillos son principalmente personas que trabajan durante largos períodos de tiempo sentados o demasiado tiempo, así como las mujeres embarazadas y las que sufren problemas circulatorios. Profundicemos en las causas de este molesto problema y descubramos cómo se puede aliviar.

 

Tobillos hinchados: causas ...

La sensación de pesadez en las piernas y los tobillos es la señal de un difícil retorno de la sangre desde la periferia al corazón. Esto ocurre, por ejemplo, cuando pasas varias horas de pie: la sangre lucha por regresar al corazón y se estanca en las extremidades. La consiguiente estasis sanguínea aumenta la presión venosa, que es máxima en los tobillos. El aumento de la presión favorece el paso de los líquidos plasmáticos desde la sangre a los tejidos intersticiales y, cuando el sistema linfático no los drena adecuadamente, se acumulan en los tejidos, causando edema o hinchazón generalizada.

 

El calor del verano solo empeora esta situación ya que dilata los vasos sanguíneos. En cuanto a las mujeres, la hinchazón de los tobillos ocurre especialmente en la semana anterior a la llegada de la menstruación porque en ese período las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) alcanzan niveles más altos, causando una mayor vasodilatación, retención de agua y una sensación de pesadez en el cuerpo. miembros inferiores.

 

Finalmente, las mujeres embarazadas están ciertamente más expuestas a la hinchazón de los pies y los tobillos, una situación que refleja el aumento generalizado de la retención de líquidos o el estancamiento de los líquidos. Esto es causado por una serie de cambios hormonales hematológicos y físicos relacionados con el embarazo.

 

Tobillos hinchados: ¿qué hacer?

¿Cómo puede encontrar alivio cuando tiene los tobillos hinchados y se siente pesado y sin fuerza?

Practicar actividad física es esencial para evitar este problema. Además, hay algunos productos naturales que pueden ayudarnos a combatir la hinchazón y la pesadez en las extremidades inferiores.

 

Actividad física: el deporte es el "remedio" por excelencia para combatir los tobillos hinchados. Las actividades recomendadas son caminatas rápidas, ciclismo y natación. Practicar una de estas actividades deportivas media hora al día 4 veces por semana es suficiente para mejorar significativamente la circulación periférica.

 

 

A continuación, proponemos un video con una serie de ejercicios simples, útiles para desinflar piernas y tobillos:

 

 

  • Masajes drenantes y automasaje: masajear los pies y las piernas es una excelente manera de prevenir la hinchazón y la pesadez en las extremidades inferiores. Lo ideal sería someterse a masajes de drenaje regulares realizados por expertos, pero también es muy importante aprender a auto masajearse (como hacen la mayoría de los ciclistas). ¿Cómo hacer? Simplemente realice movimientos de rotación con los dedos que van desde abajo hacia arriba; mucho mejor si lo combina con geles refrescantes o cremas específicas para revivir la circulación.
  • Remedios naturales y fitoterapia: los suplementos naturales a base de arándano, grosella negra, vid roja, castaño de indias y ginkgo biloba son productos válidos para mejorar la circulación. Se pueden encontrar en la medicina herbaria en forma de extractos para tomar por vía oral. Además, las frutas como los kiwis, la toronja rosada, las bayas o los cítricos son ideales para fortalecer los capilares.
  • Medias de compresión elásticas: estas medias elásticas particulares promueven la circulación sanguínea y linfática y se recomiendan para aquellos que sufren problemas circulatorios, varices y tobillos hinchados.
  • Movimiento continuo (incluso en el lugar de trabajo) y zapatos cómodos: los médicos le aconsejan que se mueva con frecuencia, incluso simplemente levantando los talones ocasionalmente. Este simple movimiento (aparentemente trivial), que ayuda a reactivar la circulación, a menudo debe ser realizado tanto por quienes pasan muchas horas sentadas en la oficina como por quienes pasan demasiado tiempo de pie, por ejemplo, las azafatas.
  • Finalmente, los zapatos que usas también juegan un papel crucial. Usar zapatos o tacones de aguja puede empeorar la situación.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0