· 

Autoridades sanitarias de EU emiten alerta por “AMEBA COMECEREBROS”

 

Nuevos casos de la ameba "come cerebros"; estos son los síntomas...

 

Este parásito vive en el ambiente sin causar daño al ser humano, pero cuando prolifera en aguas cálidas y/o templadas puede llegar al cerebro a través de los nervios olfativos durante la ducha. 

 

El Departamento de Salud de Florida alertó sobre un nuevo caso de Naegleria fowleri, una ameba que destruye el tejido cerebral y suele causar la muerte, por lo que hizo un llamado a la precaución durante las actividades en aguas dulces y templadas este verano. La página web de esta agencia estatal indicó que el caso se presentó en el condado de Hillsborough, en la costa oeste de Florida, pero no detalló sobre el paciente ni su condición.

Este parásito, conocido científicamente como Naegleria fowleri, vive en el ambiente sin causar daño al ser humano, pero cuando prolifera en aguas cálidas puede provocar infecciones letales, al llegar al cerebro a través de los nervios olfativos durante el baño. 

 

La microscópica ameba, llamada "come cerebros" se encuentra principalmente en lagos, ríos, estanques y aguas termales. Al entrar en el organismo humano produce una "devastadora infección cerebral", una condición conocida como "Primary Amebic Meningoencephalitis" (PAM). La bacteria generalmente es contraída por las personas en aguas contaminadas que entran en el cuerpo a través de la nariz o la boca.

 

El Departamento de Salud estatal, que no detalla sobre estadísticas de la afección, señaló que "la única" forma conocida de prevenir las infecciones por Naegleria fowleri es abstenerse de realizar actividades en agua dulce templada. Señaló, sin embargo, que algunas medidas de "sentido común" podrían reducir el riesgo al limitar la posibilidad de que el agua contaminada suba por la nariz. Hizo un llamado a evitar las actividades acuáticas, especialmente cuando los niveles de agua están bajos. Urgió en lo posible evitar que el agua dulce templada de aguas termales o de aguas alrededor de las centrales eléctricas ingrese por la nariz, mediante el uso de pinzas nasales.

También hizo un llamado a evitar excavar o remover el sedimento mientras participa en estas actividades en áreas poco profundas. "Una vez que la ameba entra por la nariz, viaja a través del cerebro y causa la condición denominada PAM, que resulta casi siempre fatal", destacan los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Los CDC detallan que entre 1962 y 2016, las únicas estadísticas que tiene disponibles, los estados de Texas y Florida son los más afectados, con más de 10 casos cada uno, sin precisar cuántos. 

 

 

¿Por qué  se llaman "come cerebros"?

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), el ameboide Naegleria fowleri es un microorganismo que vive en agua dulce templada y puede encontrarse tanto en tierra húmeda como en lagunas, estanques y piscinas.

 

La infección se produce cuando el agua contaminada entra en el organismo a través de las fosas nasales.

 

Es por esta vía que el parásito llega al cerebro y destruye el tejido cerebral. De ahí el nombre con que se conoce a este organismo: "ameba come cerebros".

 

Las temperaturas cálidas favorecen el desarrollo de la ameba, por lo que la mayor parte de los casos se producen en verano.

 

La infección puede comenzar con un dolor de cabeza, fiebre y náuseas. Al empeorar la persona afectada comienza a experimentar un cuello rígido, confusión, pérdida de equilibrio y convulsiones.

 

El CDC afirma que la ameba no puede infectar al ser humano si éste sólo ingiere el agua contaminada, y tampoco se puede transmitir de persona a persona.

 

 

¿ Hay tratamiento ?

 

Afortunadamente no es común.

 

Según el CDC, sólo 143 personas contrajeron esta infección en Estados Unidos entre los años 1962 y 2017. Pero de estas, solo cuatro sobrevivieron.

 

Se calcula que tan solo una docena de personas en el mundo ha sobrevivido a la infección, que suele ser más frecuente en países como Pakistán, ya que la práctica de las abluciones (purificaciones dentro del agua) hace más probable el contagio por las fosas nasales.

 

Normalmente se emplea una droga antiparasitaria llamada miltefosina para tratar a los pacientes. En 2013, este medicamento salvó dos vidas.

 

La niña de diez años que sobrevivió a la ameba en España también fue tratada con antiparasitarios, ya que en estos casos no sirven los antibióticos.

 

A la hora de prevenir, el Departamento de Salud de Estados Unidos recomienda mantener el agua fuera de la nariz al nadar en aguas dulces, ya sea cubriéndose la nariz con la mano, manteniéndola fuera del agua o usando un clip para tapar los orificios.

 

Es importante recordar que la probabilidad de ser infectado con este parásito es muy baja. Pero si te sientes realmente preocupado, lo mejor es bañarte en el mar, ya que el parásito evita las aguas frías y saladas.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0