· 

LAS PLAGAS DE AVISPONES GIGANTES PONEN EN RIESGO ECOSISTEMAS EN TODO EL MUNDO...

 

Las Vespa mandarinia, o avispones gigantes en Estados Unidos, pueden generar un alto riesgo para los ecosistemas, la economía de la apicultura de ese País y la seguridad alimentaria global.

 

 

l nivel de alarma que se tiene ante estas enormes avispas es fruto del potencial impacto que hay por la apicultura en Estados Unidos y Canadá, ya que, por ser una especie depredadora de abejas, puede afectar las colmenas y la economía apícola.

 

Para Jorge Tello, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), la presencia de estos avispones gigantes –de 5 cm de largo– desencadenaría algunos problemas en los ecosistemas.

 

El primero de ellos es el riesgo de ataque a personas, debido a las neurotoxinas suministradas en la picadura y a que una de ellas puede picar varias veces, ya que no pierde el aguijón (en forma de sable) después de hacerlo.

 

“Los animales no atacan, ellos se defienden, pero cuando se rompe su espacio vital, la persona o el animal corre el peligro de ser atacado”, señala el profesor Tello.

 

Sin embargo, se debe tener presente que los efectos de la picadura dependen de la reacción de la persona a las neurotoxinas de la avispa. Es posible que una sola picadura cause afectaciones letales, pero también puede ocurrir que 10 avispas piquen a una persona y no desencadene complicaciones graves.

 

Por otro lado, por ser una especie que no tiene enemigos naturales, causaría un desequilibrio en el ecosistema, convirtiéndose en una amenaza para muchos otros.

 

Debido a que los Vespa mandarinia tienen mandíbulas muy poderosas y mayor capacidad de vuelo que una abeja, pueden acabar con colmenas enteras. Mientras que una abeja Apis puede desplazarse a 24 km/h,  este avispón gigante puede volar a 32 km/h.

 

Para el profesor Tello es posible que los Vespa mandarinia lleguen a Colombia, ya que esta especie reduce su población en invierno, por lo que, en zonas templadas, donde el clima es más ameno y hay mayor disponibilidad de alimentos, podrían hacer su estadía permanente.

 

🐝         🐝         🐝

 

Riesgo en apicultura y la seguridad alimentaria :

 

Carlos Eduardo Sarmiento Monroy, profesor asociado del Instituto de Ciencias Naturales de la UNAL y director del Museo de Historia Natural, asegura que esto representaría un problema importante para la apicultura en Estados Unidos, debido a que las abejas están asociadas con la producción de cultivos de frutales y aportan millones de dólares a la agricultura.

 

En EE. UU., para 1960 había más de 6 millones de colmenas de abejas, pero a finales de 2019 se reportaron solo 2,6 millones, es decir que la población se ha reducido en más del 60 %, hecho que infiere directamente en la seguridad alimentaria.

 

Según el profesor Jorge Tello, para cerca del 70 % de 2/3 partes de los que comemos existe la necesidad de que haya abejas polinizando ese producto, entonces, la desaparición de colmenas va a afectaría la seguridad alimentaria de todo el planeta.

 

 

Aunque todavía no se registran métodos eficientes para el control los Vespa mandarinia, en Europa existen programas que las reúne en bosques para después incinerarlos. Aún así se siguen propagando con mayor resistencia.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0