· 

Ashwagandha : también denominada «Ginseng indio»... planta medicinal ayurvedica.

Es el revitalizante en el que todos tienen puestas sus miras. Su nombre es de lo más exótico, como corresponde a una planta himalaya con asombrosas propiedades. Se llama ashwagandha y su potencial como energizante es su mejor carta de presentación. Muchos lo comparan ya con el ginseng y entre los deportistas está causando furor, dados sus impresionantes beneficios para el rendimiento físico.

 

Su denominación científica es Withania Somnifera, aunque ya hay quien habla de esta planta como el “ginseng indio”, un imprescindible de la medicina ayurvédica que también forma parte de los remedios tradicionales africanos para el tratamiento de múltiples dolencias. Te lo contamos todo sobre la planta con propiedades para regular el entorno hormonal, reducir el estrés y fomentar el crecimiento muscular.

 

A esta planta de nombre poco común, que también se conoce como bufera o ashwagandha del Himalaya,  se le ha atribuido recientemente capacidad para combatir el insomnio y el estrés. No obstante, ya hemos mencionado que tiene otros efectos que iremos desgranando a lo largo de este blog.

 

su nombre proviene del idioma sánscrito y es una combinación de las palabras “ashva” (caballo) y “gandha” (olor). Y sí, es lo que estás imaginando, ya que el fuerte aroma de su raíz se asocia por muchos al olor a caballo.

Para hacer los medicamentos se utilizan la raíz y las bayas.

La ashwagandha puede usarse para muchas condiciones. Pero hasta la actualidad no existe suficiente información para considerarla efectiva para todas las condiciones.

La ashwagandha se usa para la artritis, la ansiedad, trastorno bipolar, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), equilibrio, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), la dificultad para dormir (insomnio), los tumores, la tuberculosis, el asma, un problema a la piel que se caracteriza por manchas blancas (leucoderma), la bronquitis, el dolor de espalda, la fibromialgia, los problemas menstruales, el hipo, la enfermedad de Parkinson, la tiroides hipoactiva (hipotiroidismo) y los problemas hepáticos crónicos. También se usa para disminuir los efectos secundarios de los medicamentos usados para tratar el cáncer y la esquizofrenia. La ashwagandha se usa para disminuir los niveles de grasa y azúcar en la sangre.

La ashwagandha también se usa como “un adaptógeno” para ayudar al cuerpo a hacer frente el estrés diario y como un tónico general.

Algunas personas también usan la ashwagandha para mejorar la habilidad para pensar, para disminuir el dolor e hinchazón (inflamación) y para prevenir los efectos del envejecimiento. También se usa para problemas de fertilidad en hombres y mujeres y además para aumentar el deseo sexual.

La ashwagandha se aplica a la piel para el tratamiento de heridas, el dolor de espalda y para una parálisis parcial (hemiplegia).

El nombre ashwagandha viene del lenguaje sánscrito y es una combinación de la palabra ashva, que significa caballo, y gandha, que significa olor. La raíz tiene un fuerte aroma que se describe como “olor como a caballo.”

En la medicina ayurvédica, India y Unami, se describe a la ashwagandha como un “ginseng Indio.” La ashwagandha también se usa en la medicina Africana tradicional para una variedad de enfermedades.

No confunda la ashwagandha con el Physalis alkekengi. Ambas son conocidas como cereza de invierno.

 

 

Es eficaz para...

  • Estrés. La ingesta de un extracto de raíz de ashwagandha específico (KSM66, Ixoreal Biomed) 300 mg 2 veces por día durante 60 días parece ayudar a disminuir los síntomas del estrés.
  • Un trastorno cerebral llamado ataxia cerebelosa. La investigación preliminar muestra que la ashwagandha en combinación con una forma alternativa de medicamento conocido como terapia ayurvédica podría mejorar el equilibrio en personas con ataxia cerebelosa.
  • Fatiga en personas tratadas por cáncer (quimioterapia). La investigación preliminar sugiere que la ingesta de un extracto específico de ashwagandha 2000 mg (Himalaya Drug Co) durante el tratamiento quimioterapéutico podría disminuir la sensación de cansancio.
  • Diabetes. Existe cierta evidencia de que la ashwagandha podría afectar los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes.
  • Colesterol alto. Existe cierta evidencia de que la ashwagandha podría disminuir los niveles de colesterol en pacientes con colesterol alto.
  • Tiroides de baja actividad (hipotiroidismo). Las personas con tiroides hipoactiva tienen altos niveles de una hormona llamada hormona estimulante de la tiroides (HET). Las personas con tiroides hipoactiva puede también tener bajos niveles de hormona tiroidea. La ingesta de ashwagandha parece disminuir la HET y aumentar los niveles de niveles de hormona tiroidea en personas con una forma leve de tiroides hipoactiva.
  • Infertilidad masculina. Cierta evidencia clínica preliminar sugiere que la ashwagandha podría mejorar la calidad del espermatozoide y el recuento espermático en hombres infértiles. Se desconoce si la ingesta de ashwagandha puede disminuir la fertilidad.
  • Artrosis. La investigación preliminar muestra que la ashwagandha junto con un complejo con cinc, guggul y tomillo podría mejorar los síntomas de la artrosis. No es claro el impacto de la ashwagandha sola.
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC). La investigación preliminar muestra que el extracto de raíz de ashwagandha podría disminuir los síntomas del TOC cuando se la consume junto con medicamentos recetados durante 6 semanas en mayor medida que la ingesta de medicamentos recetados solamente.
  • Enfermedad de Parkinson. La investigación preliminar sugiere que una combinación de hierbas incluidos la ashwagandha disminuye los síntomas del Parkinson. Son poco claros los efectos de la ashwagandha sola para tratar la enfermedad de Parkinson.
  • Artritis reumatoidea. La investigación preliminar muestra que la ingesta de un polvo de ashwagandha durante 3 semanas, seguidas por la ingesta de sidh makardhwaj (Una mezcla de oro, mercurio y sulfuro) durante 4 semanas, mejora levemente los síntomas en ciertas personas con AR. No es claro el efecto de la ashwagandha sola para tratar la AR.
  • Aumento del deseo sexual. La investigación preliminar muestra que la ingesta de extracto de ashwagandha todos los días durante 8 semanas junto con un seguimiento médico aumenta el interés sexual y la satisfacción sexual en mujeres adultas con disfunción sexual, en mayor medida que el seguimiento médico solamente.
  • Alteración de la función del sistema inmunitario.
  • Fibromialgia.
  • Inducir el vómito.
  • Problemas hepáticos.
  • Prevenir los signos de envejecimiento.
  • Hinchazón (inflamación).
  • Abortos.
  • Tuberculosis.
  • Ulceraciones.

 

¿Cómo funciona?

La ashwagandha contiene sustancias químicas que podrían ayudar a calmar el cerebro, a reducir la hinchazón (inflamación), a disminuir la presión arterial y a alterar el sistema inmunológico.

 

Gracias a su contenido en witanólidos, la ashwagandha contribuye al buen funcionamiento del organismo, así como a su fortalecimiento: es el regulador por excelencia.

La ashwagandha estimula las defensas del sistema inmunológico, que sirvern para evitar numerosas enfermedades, aportando vitalidad y energía.

Asimismo se utiliza para estimular la libido, reforzar la función sexual y luchar contra la infertilidad, ya que mejora y renueva la calidad de los espermatozoides combatiendo además la eyaculación precoz.

Por otra parte desempeña un papel importante contra la fatiga cerebral, disminuyendo los efectos perjudiciales del estrés y la depresión. Sus propiedades relajantes y calmantes favorecen el sueño reparador y la relajación.

 

La Ashwagandha (Withania somnifera) es una planta que proviene de la familia de las solanáceas. Botánicamente se caracteriza por sus hojas verdes, pequeñas flores y semillas rojas. Posee un olor característico y puede alcanzar hasta los dos metros de altura, pero la parte fundamental de la Ashwagandha es su raíz, que se divide en una larga raíz primaria y una masa de raíces secundarias más pequeñas.

 

Conocida como ginseng indio, la Ashwagandha es la más renombrada de las plantas de la medicina Ayurveda. El uso de su raíz en rasayana - como agente terapéutico para el rejuvenecimiento y la extensión de la vida - se remonta a hace más de 3000 años.

 

 

Siguiendo los preceptos de la Ayurveda, en la India se utiliza la raíz de la Ashwagandha tanto por hombres como por mujeres y es ampliamente recetada por los médicos para adultos con baja libido, para recuperar la vitalidad y para mejorar la función sexual.

 

Estas prescripciones se deben a sus propiedades adaptógenas, que mejoran la inmunidad general y la resistencia a los diferentes tipos de estrés: mental y físico.  Además, a diferencia de otros estimulantes como la cafeína, los adaptógenos no presentan efectos secundarios como adicción, tolerancia o trastornos del sueño.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0