· 

La saludable dieta para combatir el coronavirus... muy rica y perfecta.

 

La Sociedad Internacional de Inmunonutrición 

recomienda una dieta basada en antioxidantes para reforzar el sistema inmune y, así, afrontar de mejor manera el hipotético contagio por coronavirus Covid-19.

 

"Hay evidencia científica, a partir de los estudios en animales de experimentación y en humanos, sobre el papel beneficioso que tiene la nutrición antioxidante para conseguir que nuestro sistema inmune funcione de forma adecuada.

 

El consejo general es comer una dieta rica, equilibrada y coloreada con especial énfasis en frutas y verduras, con el fin de aumentar la ingesta de antioxidantes y los nutrientes asociados, y así aumentar nuestras defensas", explican.

 

En cuanto a la población más vulnerable con mayor riesgo, los mayores, su consejo es incrementar la ingesta de ciertos micronutrientes a través de suplementos, en particular, zinc (30 mg - 220 mg/día), vitamina E (134 mg - 800 mg/día), vitamina C (200 mg - 2 g/día) y especialmente, para aquellos que presentan bajos los niveles de vitamina D, se recomienda una ingesta de 10 ug - 100 ug/día.

 

"Se ha observado que estos micronutrientes son capaces de mejorar la inmunidad específica, precisamente la encargada de generar más anticuerpos.

 

Es cierto que todavía no ha dado tiempo a realizar la investigación sobre la protección o alivio que estas medidas nutricionales puedan ejercer contra la infección por el Covid-19.

 

 

Sin embargo, desde un punto de vista pragmático, estas recomendaciones tienen sentido para fortalecer el sistema inmune y la salud de la población antes, durante y después de la infección", insisten.

 

Así aconsejan desde la I.S.I.N. (por sus siglas en inglés) 

la Sociedad Internacional de Inmunonutrición y cada uno elige lo que cree oportuno.

Desde Granja La Paz también queremos añadir, gracias a nuestros nutricionistas, recomendar los nutrientes necesarios para cuidar tus defensas con el fin de que superes con total vitalidad este momento sin precedentes.

 

Vitamina C o ácido ascórbico.

Es una de las vitaminas más demandadas durante el invierno, ya que, además de ser un potente antioxidante, ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

Una dosis extra de Vitamina C ayudará a aliviar los síntomas del resfriado y a acortar su duración. Algunos de los alimentos que la contienen son el kiwi, la naranja, el pimiento rojo, el perejil, brócoli, fresas, etc.

El ácido ascórbico o vitamina C, sin embargo, cumple diversas funciones esenciales en el organismo. Interviene en procesos metabólicos, es un potente antioxidante y puede ayudar a las defensas.

La EFSA reconoce dos reclamos saludables entre sus propiedades: contribuye a la protección de las células frente el daño oxidativo y participa en la formación de colágeno para la piel, por lo que también ayuda a mantener las articulaciones, la densidad ósea, y también facilita la cicatrización.

 

Vitamina B3.

Esta vitamina es la principal encargada de mantener las mucosas en condiciones normales, por eso es tan importante ingerir alimentos que la contengan durante el invierno. La carne roja, el pescado, los tomates, el pollo o los huevos son algunos de los alimentos ricos en Vitamina B3.

 

 Vitamina A.

Este nutriente beneficia la formación y el mantenimiento de los tejidos óseos y blandos, los de las membranas mucosas, los de los dientes... y se puede encontrar en la leche, la mantequilla, el queso cheddar, la lechuga o la calabaza, entre otros.

 

 Vitamina D.

Es la llamada 'vitamina solar', ya que puede ser sintetizada en la piel en respuesta a la radiación de los rayos UVB. También está presente en los huevos, la carne, el pescado azul, la leche, etc.

 

 

 Ácido fólico.

El ácido fólico ayuda a crear glóbulos blancos, su ausencia en el organismo conduce a que disminuya la producción de éstos y que uno esté más susceptible a las infecciones (catarros, gripes...) Las mejores fuentes de ácido fólico son las legumbres, el arroz, el pan, el brócoli o los cereales.

 

Omega 3.

El Omega 3 se trata de un nutriente que mejora las defensas, a la vez que aporta más energía a quien lo ingiere. Entre los productos con más niveles de Omega 3 se encuentran los pescados, especialmente los azules; también se puede hallar Omega 3 en el aguacate, en los frutos secos o en la avena, entre algunos otros.

 

Consumir probióticos y cuidar la hidratación.

Además de reducir el consumo de alimentos procesados, y priorizar las verduras y frutas y tomar proteínas y grasas de calidad, como las legumbres y semillas, existen otras dos pautas importantes en una dieta antienvejecimiento.

 

De un lado, "tener una buena hidratación diaria; la bebida por elección siempre será el agua y dejar que dejar las bebidas azucaradas y el alcohol para "un consumo esporádico".

 

 

De otro, potenciar el consumo de probióticos, las bacterias que se pueden encontrar en fermentos como el chucrut, el kimchi, lácteos fermentados, kéfir, y yogur natural de calidad, y prebióticos, qué son el alimento para las bacterias como espárragos, alcachofas, cebollas, ricos en inulina, almidón resistente que encontramos en la patata, arroz, avena, para tener una flora intestinal lo más variada y rica posible".

 

En fin, agradecemos la Madre Tierra por cuidarnos con sus alimentos.

Bendiciones.  🙏

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Carlos Alonso B Banuet Ríos (lunes, 23 marzo 2020 13:19)

    un probiótico importante es el vinagre casero orgánico, y es suficiente tomarlo?

  • #2

    Saia (lunes, 23 marzo 2020 17:52)

    Hola Carlos Alonso B Banuet Ríos,
    es muy importante tomarlo para alcalinizar la sangre como muchos doctores recomiendan y muchos libro... pero tiene que ser completamente sin sulfitos (mejor que sea biodinamico) ....
    Te recomiendo de leer este blog :
    https://www.granjalapaz.com/2020/03/12/la-importancia-de-alcalinizar-la-sangre-como-y-porque-nos-beneficiamos/