· 

Identificar alimentos y cosméticos sanos con aplicaciones móviles...

A menudo observo en el supermercado personas que con un producto en la mano miran con interés la etiqueta durante largo tiempo. La leen y la releen, la analizan intentando entender lo que en ella pone, eso sí, bien provistos de gafas debido a la minúscula letra en la que está escrita. Su cara siempre refleja una sensación de perplejidad, de no entender nada. Yo mismo pierdo tiempo en intentar descifrar esas etiquetas llenas de nombres químicos imposibles, abreviaturas varias de distintos componentes, códigos alfanuméricos de aditivos, de los cuales, con un poco de suerte, conoces alguno. Pero siempre nos hacemos la misma pregunta, ¿los ingredientes de este producto serán sanos?

 

La química está presente en todo lo que compramos y consumimos, en los alimentos, en los productos de cosmética e higiene, nada escapa a su acción. Es difícil encontrar productos libres de compuestos químicos, pero aún más difícil es saber cuáles de estos compuestos químicos son sanos. Saber qué productos contienen sustancias nocivas permite no comprarlos. Y más cuando todos ellos llevan la palabra “natural”, recurso de los fabricantes para vendernos productos que a menudo ocultan ingredientes potencialmente perjudiciales para la salud.

 

Existen numerosas apps para móvil que hacen que la tarea de búsqueda sea más rápida y fácil. Cubren distintos aspectos y grupos de productos. El funcionamiento de todas ellas es similar. El primer paso es escanear el código del producto e instantáneamente aportan la información que sobre el mismo tienen en su base de datos. La calidad de su base de datos marca la diferencia entre las apps. Se visualiza en la pantalla del móvil las características del producto, lista de ingredientes, y una valoración derivada de la información nutricional. Esta información nos permite tener criterio para seleccionar la alternativa más sana. 

 

Yuka es la aplicación para móvil gratuita más utilizada para analizar la composición de alimentos, bebidas y cosméticos

 

Basta con entrar en la tienda de iPhone o Google Play Store y podemos encontrar una gran variedad de apps. No todas son gratis, ya que muchas de ellas tienen una opción premium de pago, pero casi todas ellas permiten usarlas sin coste alguno. Para conocer las características de alimentos y bebidas tenemos algunas muy interesantes. Fooducate y MyRealFood son aplicaciones que exploran su base de datos para conocer la calidad nutricional del producto y nos aportan información como lista de ingredientes, calorías, grasas saturadas, azúcares o sal, informándonos sobre si el producto es comida real o ultraprocesada.

 

Mientras, si estamos interesados en información de productos de belleza, debemos recurrir a apps especializadas en este sector, como por ejemplo Think Dirty, que permite mediante escaneo del código de barras o por la introducción del nombre de un producto, conocer cualquier ingrediente potencialmente tóxico en los cosméticos y productos de cuidado personal. Funciona con una base de datos americana y no contiene todos los productos UE, por lo que se queda algo coja. Si buscamos conocer el origen de los ingredientes y su potencial nivel alergénico, Clean Beauty es la app que necesitamos. Funciona con una base de datos que incluye todas las sustancias alérgenas sometidas a restricción por la UE, y nos permite buscar información sobre ingredientes concretos. 1Source es la app que cubre un mayor espectro de categorías de productos, ya que además de analizar cosméticos, permite también saber las características de productos de alimentación, nutrición y salud, infantiles, de limpieza, y mascotas.

 

Yuka, la aplicación para móvil gratuita más utilizada para analizar la composición de alimentos, bebidas y cosméticos. Sigue criterios de puntuación en los que valora la calidad nutricional, 60%, la presencia de aditivos, 30%, y da un 10% si el producto es ecológico.

La calidad nutricional toma como referencia el sistema Nutriscore, modelo de etiquetado nutricional por el que han apostado la mayoría de los países europeos y también España. Puntúa del 1 al 100, valorando como excelente, bueno, malo o mediocre.

Nos muestra una ficha con los componentes del producto, aportando las características del mismo para facilitar la evaluación. Valora positivamente que contengan frutas, verduras, frutos secos, fibra y proteínas, y penaliza los aditivos, excesos de grasas saturadas, azúcar y sal. Y siempre nos ofrece alternativas más saludables al producto que incluye versiones eco si las hay.

Fundamentan la afirmación mostrando las fuentes científicas en las que se basan. La aplicación informa de que existen muchas alternativas a esos productos calificadas como excelentes con varias puntuación...

A veces la tecnología puede facilitar nuestra vida cotidiana. 

Un cordial saludo.

Escribir comentario

Comentarios: 0