· 

☕ Cafe ecológico y café convencional : ¿cuales son las diferencias importantes ?

Hay quienes les gusta con leche, quienes lo prefieren largo o descafeinado:

el café es un placer para disfrutar, en pequeñas dosis, para recargar y también para mantenerse saludable. Si entonces se produce de forma orgánica y con respeto por el hombre y la naturaleza, aún mejor.

Averigüemos más ...

 

Como todos los productos, para poder etiquetar un café con la palabra orgánico, debe cumplir con estrictas normas internacionales, desde el cultivo, la fertilización hasta llegar al envasado. 

 

La conciencia de que sus elecciones tienen repercusiones en todo el planeta, ha llevado en los últimos años a los consumidores a preferir los alimentos orgánicos para tratar de salvaguardar la Tierra. Además de todos los alimentos, ahora también encontramos café orgánico. Para definirse como orgánico, el café, como todos los demás productos, debe cumplir con las normas internacionales que comienzan desde el cultivo hasta el envasado, como:

  • Fertilización, en la cual solo se deben usar fertilizantes naturales-
  • La defensa de las plantaciones de las plagas que deben ocurrir sólo mediante el uso de otros insectos capaces de eliminar aquellos dañinos;
  • La cosecha y siembra que se realizan según los métodos tradicionales.

 ☕

La certificación.

 Hasta hace unos años, la certificación de productos orgánicos se atribuía a productos de empresas privadas, con base en algunos estándares de calidad simples. En cambio, la legislación europea creada en el año 2008 establece el cumplimiento de las normas de cultivo enumeradas anteriormente.

También debemos aclarar la denominación de productos de "comercio justo" que no certifican el producto como ecológico, pero en el que se fomenta el desarrollo sostenible en las áreas de producción con respecto al ecosistema, las condiciones de trabajo de los productores y sus mismo salario.

☕ 

Los beneficios de la agricultura ecológica.

Cuando bebemos café orgánico los primeros beneficios son para nuestro cuerpo y en segundo lugar al medio ambiente. Beber café orgánico significa respetar las áreas en las que se cultiva y transforma, ya que de esta manera el suelo no está sometido a estrés debido al uso excesivo de fertilizantes químicos y al excesivo ciclo de producción acelerado que se aplica a través de la mecanización de procesos, agotando así la tierra a largo plazo y dejando en el suelo productos químicos.

Por lo tanto, cada individuo que se preocupa por el bien de la Tierra debería prestar más atención a estas pequeñas cosas que, sumadas, marcan la diferencia.

 ☕

Los antioxidantes presentes en el café otorgan propiedades protectoras

contra algunos tipos de cáncer, asma y Alzheimer. Un estudio sueco ha demostrado que con dos tazas de café al día hay una reducción del 43% en el riesgo

de cáncer de hígado.

El secreto está en el ácido clorogénico y los antioxidantes.

¡Siempre si no te excedes!

 

¿Quieres adquirir nuestro café ecológico? entonces pincha aquí ,...

  

 

Comentarios: 0